¡DEROGATORIA DE LA NEFASTA LEY DE LA NUEVA CARRERA PUBLICA MAGISTERIAL Nº 29062!

domingo, 13 de diciembre de 2009

DECRETO LEGISLATIVO Nº 882 “LEY DE PROMOCIÓN DE LA INVERSIÓN EN EDUCACIÓN” AGONIZA.

El decreto aludido se promulgó en pleno auge del neoliberalismo, cuando en ese entonces estaba presidente de la república, el tristemente célebre ALBERTO FUJIMORI.

El SUTEP, desde sus inicios por razones de principio estuvo en contra de este dispositivo y la combatió sin cesar desenmascarándola por que promovía la inversión privada, en desmedro de la inversión pública en educación.

Ha transcurrido mas de una década de vigencia de esta norma y a la luz de los hechos , estos son los resultados.

Hace 14 años contábamos con algo así de 58 universidades entre públicas y privadas, actualmente contamos con 98, de éstas 63 privadas y 35 públicas. ¿Cuál es la lectura?
Que en menos de 15 años se han creado 40 universidades la mayoría de ellas universidades privadas.

En ese mismo lapso se ha multiplicado como hongos, instituciones privadas del nivel básico a lo largo y ancho de todo el país y si nos ocupamos de institutos superiores, la situación es similar.

En el año 2003, cuando se promulga la Ley General de Educación N° 28044, los mentores del neoliberalismo, no hacen sino cerrar con broche de oro casi una década ablandamiento e introducción de conceptos neoliberales en educación. En esta Ley se consagra la educación como un servicio, es decir se concibe como una mercancía.

Lo que no avizoraron los mentores de este modelo salvaje e inhumano, es que el mercado libre por sí sólo no regularía nada, tarde o temprano este dispositivo estallaría en mil pedazos por que generaría desregulaciones insalvables o los llamados cuellos de botella, como la realidad actual nos lo demuestra. ¿Cuál es esa realidad?. Hoy tenemos una sobre oferta laboral, las cifras estadísticas nos indican que existe alrededor de 400 mil docentes con título desocupados. No todos los egresados tienen la certificación que otorgan las universidades serias. No necesariamente la enseñanza privada es mejor que la pública, dado que hay instituciones privadas que funcionan con deplorable infraestructura, con personal docente cuyo sueldo es de 400 ó 500 soles, etc, etc.

Ha tenido que quebrar el CAPITALISMO como sistema, al que algunos llaman sólo crisis financiera, tuvieron que ir en contra de su prédica neoliberal de estado no interventor para solucionar su crisis no sólo en EE.UU, sino en todo el mundo. Aquí en el Perú sin una autocrítica, empiezan mirar hacia atrás y tímidamente a través del Poder Ejecutivo han propuesto suspender el D.Legislativo N° 882. Es decir, después de alrededor de 15 años de batalla ideológica, quieren darnos la razón, sin mencionarlo.

Así de chata y mezquina, es perfil de los ideólogos de la derecha peruana. No quieren reconocer sus fracasos.

Volviendo al tema, el CONARE SUTEP, exige LA DEROGATORIA Y NO LA SUSPENSIÓN del Decreto Legislativo N° 882 como un primer paso para ir DESMONTANDO la legislación educativa de los últimos 20 años.
¿Cómo lograr?. Es materia de debate.